Tractatus logico-philosophicus

(Wittgenstein, 1921.)

Me sorprendió encontrar bajo este título un libro fundamental del taoísmo. En el esfuerzo por entenderlo se llega a una interpretación profética. Masonería implícita en el tratamiento de la poesía como arquitectura psíquica o pintura intracraneal (Cartarescu trata ampliamente esta cosmovisión). Coincide con Octavio Paz en algunos puntos clave: que la proposición romántica venga contenida en la ilustrada, y aun toda la historia de la literatura; al igual que el rocío matinal guarda memoria de los ahogados.

A modo de travesura, recojo la concepción de figura en Rayuela y el Tractatus, respectivamente:

-Figuras -dijo Morelli-. Tan difícil escapar de ellas, con lo hermosas que son. Mujeres mentales, verdad.

2.12 La figura es un modelo de la realidad.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.